Empresa mendocina construyó las imponentes naves que inauguró la AFIP en Uspallata

Solís SA fue la encargada de desarrollar las estructuras que la Administración Federal de Ingresos Públicos utilizará para que los camiones que van y vienen de Chile hagan aduana. Los detalles.

Empresa familiar con una larga trayectoria en la provincia, Solís SA fue la elegida por el contratista que ganó la licitación de la AFIP el año pasado para llevar adelante un proyecto ambicioso y de características sorprendentes.

Hablamos de las naves que habilitó este martes 19 la AFIP en el Complejo Uspallata, donde los más de 300.000 mil camiones que van y vienen por el Corredor Internacional Cristo Redentor hacen Aduana.

En el acto de inauguración estuvieron presentes el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, el director General de Aduanas, Diego Dávila, y el gobernador Alfredo Cornejo.

El trabajo específico de Solís SA –fundada en 1987– fue la construcción de las naves de ingreso y egreso de camiones, como así también la que contiene las básculas necesarias para pesar los grandes rodados.

Los hermanos Solís, Fabián, Juan Pablo y Ricardo, dieron detalles de la obra. Por ejemplo contaron que comenzaron los trabajaros a mitad del año pasado, que las inclemencias del tiempo no siempre ayudaron con los avances de obra y que el tamaño de las naves significó un desafío para el armado de la estructura, que se construyó en el taller de la empresa, ubicado en el Parque Industrial de Las Heras.

Respecto a las naves, la más grande tiene un tamaño de 80 por 25 metros, y es por donde ingresan los camiones. Luego está la nave que contiene las básculas, de 40 por 15 metros, y finalmente la de egreso de los rodadedos, de 70 por 25 metros.

Inauguración

Este martes 19 quedó habilitada la nueva “Área de Control Integrado de Aduanas” en Uspallata. Por ese lugar pasan unos 300 mil camiones por año, según informó la AFIP.

La obra demandó una inversión de unos 130 millones de pesos, y consistió en la construcción de nuevas cabinas de acceso y salida del complejo, con rampas de ingreso pavimentadas y puentes de inspección. Además se sumaron dos básculas para el pesaje de las cargas. Asimismo, se mejoró el ordenamiento del estacionamiento de los camiones.

El predio, de 20 hectáreas en la zona oeste de Uspallada, sobre la ruta 7, tiene capacidad para el estacionamiento de 500 camiones.

Entre otras mejoras, se determinó un sector especial para cargas peligrosas, se colocaron cámaras de seguridad en el predio y se instalaron cuatro caniles para perros entrenados para detección de estupefacientes y divisas.

Según el comunicado oficial de AFIP, tras estas mejoras, se logrará pasar de las dos vías de acceso existentes (una para camiones que salían del país y otra para los procedentes de Chile) a 10 vías, seis en el portón de ingreso y cuatro en el de egreso.