Existe una serie de herramientas que permiten abordar la producción con una mirada crítica, con el objetivo de mejorar cada uno de sus componentes y conseguir mayores niveles de competitividad.